• August 31 , 2020
  • 3 min read

8 razones que te impiden tener dinero

¿Eres de las personas que se quejan constantemente de la falta de dinero? ¿Vas de quincena en quincena estirando lo más que se puede sin saber porqué nunca te alcanza el dinero para tus gastos y mucho menos para poder ahorrar? Muchos de tus problemas con este recurso no siempre recaen en los pocos ingresos que obtienes sino en lo mal que manejas el dinero. El objetivo de este artículo es el de abrirte el panorama para que te enteres qué cosas estás haciendo o dejando de hacer que te impiden tener dinero.

  1. No has cortado el cordón umbilical

Es un hecho que vivir con tus padres o cerca de ellos es muy cómodo, pero te impide ser independiente financieramente, ya que sabes que los tienes a la mano para resolver tus problemas financieros. No queremos decirte que te olvides de tus padres, pero corta de una vez por todas el cordón umbilical para obligarte a producir los ingresos que te permitan sobrevivir.

2. Sufres de ignorancia financiera

Hoy en día hay una gran cantidad de personas a nivel universitario que no tienen idea de los términos económicos más básicos. Tampoco queremos que seas “el financiero del año”, pero sí que sepas lo suficiente para poder administrarte. La economía se define como el manejo de los recursos de tu hogar. Administrar significa saber gestionar tus recursos para poder sobrevivir, especialmente en situaciones adversas. Cuando generas tu propio dinero y te mantienes a ti mismo, es cuando debes aprender a gestionar adecuadamente tus recursos.

3. No entiendes el concepto del ahorro

Ahorrar no es guardar una cantidad de dinero que te sobre, ya que seamos honestos, nunca te va a sobrar, sino asignar una cantidad fija de ahorro cada quincena o cada mes sin importar que tan grande o pequeña sea esta cantidad. Pero toma en cuenta que ahorrar por ahorrar no te va a servir de mucho si no tienes una estrategia de inversión. Cuando no pones tu dinero a trabajar, estás perdiendo dinero.

4. Crees en los políticos y los Reyes Magos

Si eres de los que crees que va a llegar el político que rescate de la pobreza a la clase media (a la que probablemente pertenezcas) le estás apostando al fracaso y así lo demuestran los indicadores financieros de las últimas 5 décadas. No puedes esperar que alguien venga y te rescate de “tu pobreza” si tu no empiezas a hacer algo por ti mismo.

5. Te encuentras en estado de negación

El negarte a ver tus estados financieros es uno de los errores más comunes que te pueden llevar a la bancarrota. El primer paso para salir adelante es saber en dónde estás parado. Negarte a reconocer que tienes un problema no hará que este desaparezca, sino que sólo lo empeorará. Revisa semanalmente tus cuentas.

6. Tienes complejo de superioridad

En esta vida hay muchas personas que no trabajan porque se rehúsan a hacer un trabajo que consideran que no es digno de ellos (esperamos que este no sea tu caso). Son como las personas que esperan recibir un sueldo de director cuando nunca han trabajado. Hay miles de personas que quieren ser el presidente de una corporación o de menos el director, pero hay muy pocos que quieren empezar siendo el mensajero.

7.Piensas que siempre hay alguien peor que tú

Si sientes que tu situación financiera no merece atención especial porque no te estás muriendo de hambre, cometes un gran error. El peor suicidio financiero es justificar tu situación alegando que no estás tan mal. Quizás no te estés muriendo de hambre, pero al negarte a pensar hacia adelante está evitando que puedas crecer.

8. Te quejas constantemente

¿Eres de las personas que se quejan todos los días por tener que trabajar de 8 de la mañana a 5 de la tarde por un sueldito? Por eso no tienes dinero. El verdadero emprendedor SIEMPRE está trabajando. Las personas que tienen una gran seguridad financiera SIEMPRE están dispuestas a trabajar más. Recuerda que dinero llama al dinero.

Si te viste reflejado en una o varias de las razones anteriores nunca es tarde para enmendar el camino. El primer paso para recuperarte es admitir que tienes un problema y el segundo paso es dejar de culpar a los demás por tu situación o depender de otros para solventar tus problemas financieros. Hazle frente a tu actitud y pon atención a tus ahorros y estado financiero. Atrévete a trabajar lo más y mejor que puedas y pon tus finanzas en orden. El dinero no es lo más importante del mundo y no te garantiza la felicidad, pero la falta de él te puede causar serios problemas.

    Share post:

    You might also like

    Alguien acaba de solicitar un préstamo de € 300