• December 3 , 2020
  • 5 min read

5 ideas para pagar tus deudas más rápido

En España, el promedio de deuda de los hogares es del rango de un 91.2% del total de su renta bruta. Lo cual es bastante considerable. Y aunque desde el 2005 que era de un 113% se vino reduciendo, no se ha estimado en cuanto pueda volver a aumentar debido al golpe brutal que ha significado la pandemia de COVID en España.

Es normal tener deudas, desde los préstamos al consumo, cuando compramos un auto, muebles, viajes, etc.,  hasta una hipoteca, de una u otra forma, prácticamente todos los españoles están endeudados, es parte de la cultura moderna y no solo de España. Esto sucede en muchos otros países ya que el endeudarse nos ayuda a acelerar nuestros planes y poder hacer grandes compras. Lo malo no es tener deudas, sino el no poder pagarlas.

Aquí te presentamos una lista de 5 ideas que seguramente te van a ayudar a pagar más rápido tus deudas:

  1. ¿Sabes qué recursos de deudas ahí por ahí?

La gente normalmente no habla de sus deudas, y eso que la gran mayoría las tiene. Y muchas veces es difícil sacarlas a colación en una conversación. Pero si estás sufriendo por pagar tus deudas, platícalo con amigos y familiares cercanos. Quizás ellos hayan pasado lo mismo que tu y puedan darte un consejo o recomendarte alguna posible solución.

También, en España hay varias empresas profesionales que son consejeros de deudas que te ayudan a crear un plan de pagos e incluso, muchas de estas empresas actúan como intermediarios con tu acreedor y buscan negociar tu deuda.

Si estás teniendo problemas con el pago de tus deudas, lo primero que debes hacer es comunicárselo a tus acreedores. Ellos son los más interesados en que pagues tus deudas y seguramente estarán abiertos a buscar la mejor solución para todos.

2. Prioriza tus deudas

En el caso de que tengas varios acreedores diferentes, debes decidir cuáles son los más importantes para pagar primero. Te recomendamos que consideres primero las deudas que pueden tener repercusiones legales o ponen en riesgo tu casa, en caso de una hipoteca o que la hayas ofrecido como garantía. También es importante que tengas en una alta prioridad el pago de deudas de servicios como gas, electricidad e incluso el servicio de internet, ya que con el confinamiento por la pandemia, muchos trabajan por medio del teletrabajo y los chicos asisten a sus clases en línea. No puedes darte el lujo de que te suspendan esos servicios. Ya después puedes considerar el pago de deudas con familiares y amigos, sobregiros en tu banco y el pago de otros préstamos.

También, debes considerar la consolidación de deudas solicitando un préstamo que te permita pagar todas tus deudas y quedarte con una nueva deuda a un plazo más largo pero con intereses más bajos que finalmente será más manejable.

Si tienes deudas en varias tarjetas de crédito, concéntrate en la que tiene la tasa de interés más alta y trata de liquidarla primero, esto sin dejar de pagar el mínimo en las otras tarjetas. Cuando termines con la primera tarjeta de tu lista, haz lo mismo con cada una de las demás.

También, para las deudas en tarjetas de crédito y otros préstamos, puedes optar por la reunificación de deudas, Esto te permite hacer un solo pago mensual, quizás por más tiempo pero con intereses más bajos.

3. Lleva un registro de tus gastos

Esto suena obvio, pero cuando llevas el registro de todo lo que gastas puede ser muy revelador encontrar en dónde está el agujero en el bolsillo que no te permite pagar tus deudas más rápido.

Debes llevar un registro por escrito o electrónico de todo lo que gastes, ya sea en tarjetas de crédito, lo que pagas con la tarjeta de débito e incluso, hasta el último céntimo gastado. Puedes hacer uso de papel y lápiz, una hoja de cálculo o incluso hay varias apps para tu Smartphone que te permiten llevar el registro de los gastos. Sólo así podrás ver en qué gastas y cuáles gastos no debes permitirte ya que no son indispensables. Incluso, puedes elaborar un presupuesto de lo que puedes gastar y del pago de tus deudas.

4. Cuando compres busca ofertas, ¡pero evita las trampas de las ofertas!

Al momento de comprar, busca las ofertas. Con el confinamiento por la pandemia, pasas mucho tiempo en casa. Antes de realizar tus, haz una lista de lo que necesitas , apégate a ella y busca el mejor precio posible. Incluso, puedes optar por las compras en línea. Compra sin salir de casa y evitas la tentación de que caigan en tu carrito del supermercado cosas que no necesitas.

Hoy en día, hay una verdadera guerra de precios allá afuera y puedes beneficiarte comprando más barato, pero ten cuidado, no caigas en la trampa de las ofertas comprando lo que no necesites. Por ejemplo, comprar algo en lote te permite obtener el mejor precio por pieza, pero ¿realmente necesitas tener 20 kilos de azúcar en la despensa? ¿O qué tal 12 cajas de pañuelos desechables o 60 rollos de papel higiénico estorbando en el ropero? Esa percepción de “ahorrar gastando” debe terminar. Compra al mejor precio, pero solo lo que necesites.

También considera la compra de productos genéricos sobre los productos de marca, a menudo la diferencia de calidad es mínima pero la diferencia en precios es grande. Todo esto te permitirá ahorrar dinero para dedicarlo a pagar tus deudas más rápido.

5. Ahorra dinero al socializar

Con todo y el confinamiento, tenemos que seguir socializando. Tanto encierro no es sano, así que cuando te reúnas con algunos amigos o familiares trata de no gastar dinero que no deberías.

¿Has hecho la cuenta del coste de socializar? Piénsalo un poco y verás que es posible recorta gastos en ese aspecto sin que te aísles socialmente.

Puedes optar por cocinar en casa en lugar de pedir algo a domicilio, también las invitaciones en las que se sugiere que cada quién traiga lo que desea beber, es buena opción.

También, si crees que alguna ocasión para socializar te pone en riesgo de gastar más de lo que debes, sáltate esa invitación y resérvate para una ocasión especial.

Otra forma de ahorrar cuando sales de casa es dejar tus tarjetas en casa y sólo contar con lo que traigas en pasta en el bolsillo. Cuando se acabó se acabó. De esta forma no corres el riesgo de gastar de más.

Tomar en serio el pago de tus deudas
significa elegir lo que es esencial en lugar de lo extra.
Después de priorizar la forma de pagar tus deudas,
se firme en sus decisiones de ahorrar dinero
para que puedas encarrilar los gastos manejables.

    Share post:

    You might also like

    Alguien acaba de solicitar un préstamo de € 300