• October 1 , 2020
  • 4 min read

6 formas en las que las familias pueden reducir la presión financiera en Navidad

Ya se acerca la Navidad, pero para muchas familias jóvenes, la Navidad constituye una tensión financiera y emocional que conlleva la presión de gastar dinero que no tienen. Este año en particular, la pandemia ha golpeado económicamente a muchas familias, por lo que la intención de este artículo es la de ayudarte a disminuir la presión que suponen los gastos de la época decembrina con nuestros consejos para esta Navidad.

Al salir de compras por los regalos navideños siempre nos preguntamos cuánto es lo que debemos de gastar. ¿Cuál es la cantidad “normal” a gastar? ¿Qué pasa si alguien gasta más dinero en un regalo para ti que el que tú gastaste para su regalo?

Con estas preguntas en mente, te presentamos seis consejos que te ayudarán a disminuir algunas de las presiones financieras que se crean alrededor de la Navidad.

  1. 1. Fija un límite de gastos

La mejor forma de evitar la presión de gastar más de lo planeado y cualquier sentimiento de insuficiencia es acordar un límite del gasto navideño con la familia. Pueden decidir poner un límite por regalo, por ejemplo, 20 euros, o una cantidad por familia, por ejemplo, 100 euros.

Un “Papá Noel Secreto” es otra forma efectiva de evitar los gastos excesivos en los regalos. Aquí, se colocan en un recipiente los nombres de cada uno de los miembros de la familia anotados en un papel y posteriormente cada uno saca el nombre de la persona a la que le va a regalar. Muchas familias también optan por fijar un tope máximo para el “Papá Noel Secreto”. Cualquiera que sea la idea por la que tú y tu familia se decidan, asegúrate de que todos la cumplan y que esté dentro de tu presupuesto. Después de todo, a nadie le gusta comenzar el Año Nuevo cargado de deudas.

  1. 2. No gastes de más en juguetes para los niños

Todos quisiéramos darle a los niños el mundo entero, pero es importante recordar que cuando se trata de comprar regalos para los niños, hay que recordar que a ellos nos les importan las marcas ni la cantidad de dinero que se gasta.

También hay que tener en cuenta que Navidad no es un concurso. Sólo debes gastar la cantidad con la que te sientas cómodo.

A menudo, lo más simple es lo más entretenido. ¿Te has fijado cómo los niños juegan con las cajas de cartón en las que vienen los regalos? Sus mentes y gustos son muy sencillos, somos nosotros los que los complicamos. A los niños les encanta recibir regalos pero a menudo los regalos más sencillos y menos costosos son los que disfrutan más. Por lo tanto, quítate la presión de gastar montañas de dinero o en comprar marcas. Los niños no conocen la diferencia y son felices con las cosas que los mantienen entretenidos.

  1. 3. Planifica tus compras e investiga el mejor precio

No salgas de compras a ver qué ves, ya que probablemente compres algo poco significativo y costoso, o acabes comprando sólo por comprar. En su lugar, te recomendamos que antes de salir a hacer tus compras decembrinas, primero, hagas una lista de los regalos que vas a comprar y cíñete a ella; segundo, haz una pesquisa sobre qué tienda ofrece el mejor precio.

Cuando averiguas los precios en línea y comparas precios entre tiendas minoristas te puedes ahorrar un buen dinero. No olvides comparar los precios obtenidos contra tu presupuesto. Ten en cuenta que comprar en línea es a menudo mucho más económico, pero esto no es una regla. Cuando compras en línea puedes tener una gama muy amplia para escoger tallas, colores y estilos, pero muchas veces no consideramos los costes de envío, ya que estos, sumados a tu compra te pueden resultar en un precio más alto que si compraras en la tienda física. Por otro lado, considera el gran número de tiendas online que ya existen hoy en día y la gran competencia entre ellas. Muchas veces el factor decisivo entre una tienda online y otra es el coste de envío, por lo que te encontrarás tiendas online que ofrecen envíos gratuitos sin importar la compra o si el importe de tu compra sobrepasa un cierto monto.

  1. 4. Si te es posible, haz tus compras por anticipado

Conforme se acercan las fiestas navideñas, los precios se encarecen ya que es la oportunidad que aprovechan las tiendas para hacer sus mejores ventas y es cuando la gente compra más, muchas veces sin fijarse en los precios. Si te es posible, comienza tus compras un par de meses antes, así obtendrás lo que quieres a un precio menor que si esperas hasta diciembre y también te asegurarás de encontrar lo que deseas comprar.

  1. 5. Habla con tus hijos sobre la situación financiera de la familia

Es bien cierto que cada padre desea dar a sus hijos la mejor Navidad, y puedes lograrlo sin derrochar una fortuna.

Siguiendo nuestro consejo # 2, es vital que solo gastes lo que en realidad te puedes permitir. Esto significa, por incómodo que sea, ser honesto y dejarle saber a tus hijos sobre la situación económica de la familia. Si para ti en estos momentos la Navidad significa una dificultad financiera y no puedes hacer frente al obsequio que tus hijos realmente esperan, infórmales, sin alarmarlos, la situación actual de la familia. Tus hijos entenderán y apreciaran tu honestidad y al mismo tiempo estarás reduciendo cualquier sentimiento de desencanto cuando no reciban el regalo en particular que están esperando recibir.

  1. 6. Aligera la carga

Si este año te toca organizar el almuerzo o comida navideña para tu familia  ampliada, la empresa puede ser bastante cara, ya que además del coste de alimentar a un grupo grande de personas, también está el gasto de las decoraciones, por mencionar una de muchas otras cosas. Pídele a los invitados que cada uno traiga un platillo para compartir; quizá haya quien se ofrezca a traer el vino, otro el postre, y así entre todos contribuyen a la celebración. De esta forma este evento se hace muy asequible y con menos estrés para tu situación financiera.

    Share post:

    You might also like

    Alguien acaba de solicitar un préstamo de € 300