• June 21 , 2020
  • 4 min read

7 consejos efectivos para evitar ser víctima de los fraudes en tus tarjetas bancarias

En esta era digital hay que andar con pies de plomo para evitar ser víctima de los fraudes y estafas de tus tarjetas bancarias, ya sean de crédito o débito, por esto, es importante aprender cómo protegerse  y estar alerta.

Si bien en España, la gran mayoría de las personas aun prefiere el efectivo como su forma favorita de pago, el uso de las tarjetas cada vez consigue más terreno, tan es así, que cerca del 70% de la gente en España tiene al menos una tarjeta de crédito.

En vista de esto es importante que consideres estos consejos que creemos que son indispensables para protegerte de los fraudes en tus tarjetas.

1. No le quites la vista de encima a tu tarjeta

La mayoría de los vendedores y proveedores de servicios tienen métodos muy seguros al momento de solicitar tu tarjeta para efectuar algún pago y realizan todo el procedimiento de cobro frente a ti, sin embargo, nunca falta el vivales que se las ingenia para distraerte para tratar de clonar tu tarjeta y obtener el código de seguridad.

Cuando hagas un pago con tarjeta, nunca le quites la vista de encima. La gran mayoría de los comercios cuentan con dispositivos portátiles que te permiten pagar desde el lugar en donde te encuentras. En caso de que no cuenten con ellos o “estén descompuestos o sin batería”, acompaña al empleado hasta la caja para realizar tu pago.

2. Ten cuidado con los dispositivos skimmer o de extracción de datos en los cajeros automáticos

Dicen que la oportunidad hace al ladrón y no hay nada más cierto que eso. Hoy en día, los estafadores cuentan con cualquier cantidad de artilugios bajo la manga para poder copiar tus tarjetas en los cajeros automáticos, bombas de gasolina y básicamente en cualquier ranura en donde puedas insertar tu tarjeta de crédito o débito.

Uno de estos trucos es el llamado “skimmer” o “extractor”, el cual es instalado en los cajeros automáticos o máquinas de pago para copiar la información de tu tarjeta. 

Antes de insertar tu tarjeta en un cajero o máquina de pago, dale un buen vistazo y toma nota si el teclado o la ranura de la tarjeta están un poco sueltos o tienen un aspecto diferente o extraño, o es demasiado voluminosos. En este caso, te sugerimos no insertar tu tarjeta y optar por otro cajero o máquina de pago.

Hay otro dispositivo skimmer más avanzado que se instala dentro de la ranura donde insertas la tarjeta y por lo tanto es difícil de detectar. La recomendación general es evitar insertar tu tarjeta en cajeros ubicados en lugares remotos u oscuros, y en el caso de las estaciones de gasolina, paga dentro de la propia estación.

También, los amantes de lo ajeno pueden llegar instalar pequeñas cámaras dirigidas al teclado de los cajeros para captar cuando los clientes escriben sus códigos PIN. Ten cuidado. Como regla general, siempre usa la otra mano para cubrirte cuando tecleas tu código pin donde sea.

3. Haz que tu tarjeta de crédito o débito sea realmente tuya

Siempre que recibas una nueva tarjeta de crédito, fírmala de inmediato al reverso. De esa manera no dejas ese espacio en blanco para que otra persona la firme en caso de que pierdas la tarjeta o te la roben, y se la apropie. 

4. Considera diferentes opciones de pago

En algunos casos, los métodos de pago por proximidad móvil o NFC (Near Field Communications) pueden ser más seguros que las tarjetas bancarias o de crédito físicas. Esta tecnología permite la comunicación a corta distancia entre dos dispositivos electrónicos de manera inalámbrica, que te permite realizar el pago acercando tu móvil a la terminal de pago, evitando ser víctima de un posible “skimming”.

Hoy en día existen varias apps como Apple Pay, Samsung Pay, Google Pay (la unión de Android Pay y Google Wallet), Sandander Wallet, BBVA Wallet o CaixaBank Pay, entre muchas otras.

5. Monitoriza tus cuentas bancarias y la actividad de la tarjeta

Comprueba regularmente tu cuenta bancaria y de tu tarjeta de crédito para poder detectar cualquier cargo o transacción sospechosa que no puedas recordar. Muchas personas sólo comprueban sus cuentas o actividades de la tarjeta hasta el momento de hacer los pagos. Si estás revisando regularmente tus cuentas es más probable que puedas detectar algo antes de tiempo.

Comunícate con tu banco si detectas alguna actividad inusual. Por lo general, los números a donde puedes llamar se encuentran en el reverso de la tarjeta.

6. Cuidado con las estafas de phishing

Los estafadores harán todo lo posible para atraparte con la guardia baja. ¿Qué mejor manera que pretender ser el representante de un banco en una llamada telefónica y pedir tu información clave?

Si recibes una llamada telefónica en la que te piden información personal o bancaria, antes de proporcionarla, pregúntale a la persona que te llama su nombre, departamento y número de teléfono a donde puedes devolverle la llamada y cuelga. Esto te puede ayudar a verificar la autenticidad de la llamada. Si quien te llama duda en dar esta información o si no puedes devolver la llamada, lo más seguro es que estuviste a punto de caer víctima de una estafa de phishing. 

La mejor señal de alarma es cuando te piden números de tarjeta de crédito por teléfono o por mensaje de texto (sobre todo si tu no has iniciado el contacto). Los bancos nunca llaman para pedirte el número de tu tarjeta de crédito o el código PIN. Cuanto un banco en realidad te requiere esta información, es porque tu llamas y debes teclear esa información para verificar tu identidad.

7. Usa el sentido común cuando compres en línea

Sólo haz compras en sitios web y tiendas online en las que confíes. Nunca compres en un sitio web que no sea seguro. Puedes ver esto en la barra del navegador la cual tiene un candado y por la dirección web que comienza con ‘https://’ en lugar de sólo ‘http’).

Mantén tu computadora segura con software anti-virus y malware. Cuanto más pueda averiguar una persona malintencionada sobre ti, más daño puede hacer. Actúa con cautela antes de dar cualquier dato personal en línea que no sea necesario y no hagas clic en enlaces sospechosos.

Muchos sitios web te preguntan si deseas que guarden tu información de tu método de pago para futuras compras, por regla general, elige ‘NO’. 

También considera que hay muchas otras alternativas de pago para tus compras en línea como puede ser PayPal, que en España se usa muchísimo, o bien, utiliza tarjetas virtuales pre pagadas, o el débito directo SEPA.

    Share post:

    You might also like

    Alguien acaba de solicitar un préstamo de € 300