• July 15 , 2021
  • 5 min read

Buenas formas de ahorrar

No tienes que esperar a que sea fin de año para hacerte propósitos de año nuevo. Puedes ponerte a ahorrar en cuanto lo decidas, pero precisamente ese es el truco, ¡que lo decidas!

El hábito del ahorro es algo que no muchos tenemos, pero es algo que es posible de adquirir, simplemente hay que tener la voluntad de hacerlo.

¿Cuántas veces te haz dicho, ‘ahora sí, este mes, con lo que me sobre comenzaré a ahorrar’, pero como casi nunca sobra, nunca ahorras.

La pandemia puso a los españoles a ahorrar

Como dato curioso, a querer o no, aunque la pandemia ha causado estragos económicos en todo el mundo y España no ha sido la excepción, las limitaciones de movilidad y el confinamiento fueron los detonadores que causaron que los españoles comenzaran a ahorrar. En 2020 el ahorro de los hogares españoles se disparó a poco más del doble que en el año anterior, aún y cuando la renta disponible se redujo en un 3,3% y el gasto se desplomó un 12%.

¡La pandemia provocó que las familias españolas ahorraran la fabulosa cantidad de108.844 millones de euros! De acuerdo al INE, la tasa de ahorro en el 2020 fue de 14,8%, un 8,5% mayor a la del 2019 y la más alta desde 1999.

Aquí la pregunta es, ¿por qué la gente ahorró? El ahorro se dio por miedo a que los ingresos bajaran, por miedo a perder el trabajo y no encontrar otro, o bien, porque al estar confinados la gente no tenía en qué gastar.

Los españoles deben seguir ahorrando

Ojalá que una vez hecho el hábito, la gente en España siga ahorrando como lo hizo en el 2020. Hoy, que las cosas están tratando de retornar a una normalidad, donde hemos comenzado a salir, a viajar, a gastar, es aún más importante ahorrar, ¿sabes por qué? Porque actualmente cerca del 20% de los españoles llega a fin de mes sin dinero, y en muchos casos, la gente no tiene un ‘guardadito’ para hacer frente a los imprevistos que pudieran ocurrir en esos últimos días antes de volver a cobrar un sueldo, una pensión, una beca, o incluso, si hay algún retraso en el pago de la nómina, hay quienes no tienen ni un céntimo para comenzar el mes.

Hay que comenzar a ahorrar, sí o sí. No solo para tener un colchón que nos ayude en imprevistos, o para un viaje, ¿has pensado en tu jubilación? Quizás estés muy joven y ese momento lo sientas muy lejano, pero el tema de las jubilaciones en España es muy delicado. Hoy en día, una pensión por jubilación no alcanza para gran cosa y así como vamos, en unos 20-30 años la cosa irá peor. ¿Por qué no pensar en ahorrar para tener un mejor fondo de pensión?

Consejos que te permitirán comenzar a ahorrar hoy mismo

  • Primer consejo, el ahorro no se hace de sobras, es necesario destinar una cantidad fija, por mínima que sea, ya sea de forma semanal, quincenal o mensual. De esta forma, en tu presupuesto, ‘tu ahorro’ es uno más de tus ‘gastos’ fijos.
  • Segundo consejo, ‘ahorra con un propósito’. Sí, así es, si tu ahorro tiene un fin, se te hará más fácil ahorrar, ya que con cada euro que destines al ahorro, eso que deseas, estará más cerca. ¿Te imaginas ahorrar para las mejores vacaciones de tu vida? ¿Qué tal cambiar de auto? ¿Un nuevo ordenador? ¿La operación que estás necesitando?

Cómo comenzar a ahorrar

Una cosa es decir y otra cosa es hacer. Si haz seguido leyendo este artículo, seguro te estás tomando esto del ahorro de forma seria, ¡enhorabuena!, y para que sigas por el buen camino, te vamos a dar varios métodos que te ayudarán a comenzar a ahorrar.

  • El método Kakebo. Esta es una técnica oriental que tiene miles de años en uso y ha resultado ser sumamente efectiva. Es muy sencillo llevarla a cabo: en una liberta deberás apuntar cada euro que gastas, por mínimo que sea, durante un par de meses. Esto te va a ayudar a identificar cuáles son tus gastos superfluos o innecesarios de manera que logres distribuir mejor tus ingresos. Así, eliminando gastos que no te son necesarios podrás destinar una cantidad al ahorro fija de forma mensual.
  • El reto de los 30 días. Este método es facilísimo y consiste en ahorrar el día primero de mes un euro, el segundo, dos euros, el tercero, tres euros y así sucesivamente, hasta llegar al día 30, en el cual deberemos destinar 30 euros para completar el ahorro. Sí, esta cantidad es algo considerable, pero cuando veas lo que ahorraste en un mes, verás que valió la pena, nada menos que 465 euros. ¡Nada malos para un mes! ¿No te parece?
  • El reto de un año. Este es una variante del método anterior, pero más tranquila, en el que vas a ir ahorrando un euro cada semana, mas lo que ahorraste la semana anterior. La primera semana del año, comienzas ahorrando un euro, la segunda semana, ahorras tu euro semanal, más lo que ahorraste la semana anterior, para un total de dos euros. La tercera semana deberás de ahorrar tu euro semanal más lo que ahorraste la semana anterior, para un total de tres euros… y así sucesivamente, hasta llegar a la semana 52 del año donde deberás destinar a tu ahorro 52 euros para lograr juntar la buena cantidad de 1.378 euros. ¡Muy buenos! ¿No lo crees? ¡Y comenzaste con 1 euro por semana!

También puedes hacer este reto, comenzando por ahorrar un céntimo el primer día, y cada día un céntimo más. El día último del año la cantidad a ahorrar será una bobada de 3,65€, pero cuando cuentes tu ahorro verás que lograste conseguir 667,95€ en todo el año. Y todo con un céntimo.

  • El método de la hucha. Este es otro de los métodos de ahorro mas antiguos. Consiste en ir llenando una hucha con todas las monedas que tengan el mismo valor. Tu eliges, sólo monedas de 1 euro, monedas de 2 euros, incluso, las de 50 céntimos también cuentan. Esto puedes hacerlo diario o cada tercer día según te vayan cayendo esas monedas que deseas ahorrar. Otra forma, es ir llenando la hucha con todas las monedas, sin importar su denominación, que nos hayan quedado al final de la semana. Incluso, puedes echar en la hucha el dinero destinado a algún plan que no se concretó. Con el tiempo, tu hucha tendrá una cantidad considerable de dinero.
  • El método de la distribución. Este es un método que te propone distribuir tus ingresos en ciertos porcentajes que te permitirán vivir, divertirte, y ahorrar, de la siguiente forma:
  • El 55% de tus ingresos estará destinado a los gastos que normalmente tienes como, alquiler o hipoteca de tu vivienda, alimentos, pagos de servicios como luz, agua, teléfono, internet, transportación, etc.
  • 10% los destinarás a tu desarrollo profesional. De esta forma podrás ir juntando para el curso que deseas tomar o tal vez para ese máster que tanto has deseado.
  • 10% se destinará a una inversión a largo plazo, con un fin determinado, el cual puede ser la compra de un coche o de un bien inmueble.
  • 10% para caprichos mensuales como cine, cenas en la calle, etc.
  • 10% directo a una cuenta de ahorro, para ir formando un ‘colchoncito’ para imprevistos o para las vacaciones de verano o navidad.
  • Y el 5% restante para poderlo usar como quieras.

Todos estos métodos funcionan y te permitirán ahorrar una cantidad nada despreciable en un periodo de tiempo determinado. El truco consiste en proponértelo y ponerlo en práctica.

    Share post:

    You might also like

    Alguien acaba de solicitar un préstamo de € 300