• August 29 , 2021
  • 5 min read

La banca digital del futuro ya está aquí

El mundo financiero avanza a pasos agigantados convirtiéndose en uno de los sectores con mayores transformaciones hoy en día.

Este sector seguirá creciendo aún más en los próximos años y la banca tradicional tendrá que renovar su servicio digital para no quedarse atrás y reclamar su tajada del pastel, y al mismo tiempo seguir ofreciendo el servicio tradicional en sus oficinas físicas.

En el sector financiero hay términos como Fintech, Baas, Challenger Bank o Neobanco, que han surgido y seguramente has escuchado o leído y probablemente no tienes ni idea a qué se refieren.

En este artículo te vamos a dar una desempolvadita y te introduciremos en la era de la banca digital actual al menos con respecto a la terminología.

Qué es la Banca Digital

Comencemos por el principio. Cuando escuchas el término Banca Digital seguramente te viene a la cabeza el app o sitio web de la banca tradicional que te permite llevar a cabo tus operaciones bancarias vía internet.

Y esa percepción no es tan errada. Un banco digital te permite realizar tus operaciones a través de cualquier aparato electrónico. Pero no es solo eso, un banco digital debe centrar sus operaciones y experiencias del cliente a través de ordenadores, móviles, o Smartphone de modo que toda la gestión del usuario se realice por estos medios y por tanto a un coste menor.

Cada vez más, los bancos tradicionales están digitalizando más sus aplicaciones lo que permite que puedas realizar prácticamente todas tus operaciones bancarias online. Pero aún así, no se les considera bancos 100% digitales, ya que todavía cuentan con sus oficinas físicas en donde puedes acudir para llevar a cabo tus operaciones bancarias.

Fintech

Fintech es una industria naciente en las que las empresas hacen uso de la tecnología para ofrecer servicios financieros de forma eficiente, ágil y confiable.  El término Fintech surge de la fusión de otros dos términos:

FINANZAS + TECNOLOGÍA = FINTECH

Las empresas Fintech ofrecen diferentes servicios y operan en diferentes tipos de mercado. Hay empresas que prestan sus servicios directamente a los usuarios del sistema financiero mientras que otras, diseñan soluciones para otras empresas del sector financiero.

En resumen, las empresas Fintech son aquellas que utilizan la tecnología más moderna en el sector financiero. No por nada, muchas empresas quisieran ser etiquetadas como Fintech.

El sector financiero es muy amplio y variado, y cualquier empresa en el mundo de las finanzas puede ser Fintech, como son las que ofrecen préstamos, inversiones, ahorros, sistemas de pago, etc.

Un ejemplo de una Fintech muy conocida en España y en el mundo es PayPal. Esta Fintech lleva 18 años operando, pero lo más seguro es que hace 18 años este término de Fintech era muy poco utilizado.

Y aunque el término ya sonaba en Europa desde hace muchos años, en España solo hace unos 5 que se desató la obsesión por Fintech. En nuestro país, los términos Startup y Fintech van muy de la mano. De hecho, casi el 20% de las empresas Startup son Fintech.

Y como ya sacamos a colación el término Startup, te damos su definición

Una startup es una nueva empresa que, con un bajo coste económico, utiliza la tecnología para crear servicios o productos con un alto valor innovador, permitiendo solucionar una demanda todavía no resuelta apoyándose de la tecnología de punta.

Neobanco

Este es un nuevo término usado para referirse a los bancos nativos digitales o ‘nuevos bancos’. Este tipo de bancos, son 100% digitales y están dirigidos a un mercado de clientes modernos (por lo general millennials) que han hecho del internet su hábitat y que buscan sencillez, transparencia y seguridad.

Estos nuevos bancos, nacen directamente como banca en internet y no como una opción más o evolución de un banco tradicional.

Se caracterizan por ser muy fáciles de utilizar, de bajo coste, claros en sus comisiones y de fácil entendimiento de las condiciones de su producto.

Los Neobancos se están convirtiendo en una gran competencia de la banca tradicional, ya que al no tener oficinas físicas todo se gestiona a través del móvil.

Abrir una cuenta es de lo más sencillo, lo haces en un momentito sin tener que enviar comprobantes de prácticamente nada y si después de probarlo, no te gusta el servicio, pues te retiras y cierras tu cuenta.

Esto hace que un Neobanco o Neobank se perciba como un banco más práctico y más sincero. En muchos de estos bancos, las preguntas de sus clientes son contestadas por los mismos directivos, lo cual ‘humaniza’ el servicio permitiendo que sean los clientes los que sugieran qué es lo que quieren ver en su banco. Gracias a esto, los Neobanks son la banca del futuro, ya que al ser en su mayoría fundados por millennials saben como satisfacer las necesidades y gustos de gente como ellos.

Las características principales de los Neobancos son las siguientes:

  • Experiencia 100% digital
  • Sin oficinas físicas
  • Sin fronteras en Europa ya que te permiten abrir tu cuenta sin importar el país europeo en donde residas
  • Apertura de cuenta fácil y sencilla
  • Ofrecen los servicios de cuenta corriente y tarjeta de débito sin comisiones
  • Cuentas multidivisa
  • Costes mínimos en cambios de divisa
  • Manejo de criptomonedas con comisiones muy bajas
  • Transferencias internacionales a un menor costo que la banca tradicional
  • Información en tiempo real de los gastos
  • Seguridad biométrica

Esta sin duda, es la banca del futuro que por medio de una app en tu móvil te ofrece una propuesta innovadora, muy segura, de bajo coste y con tecnología de punta.

Ahora bien, hay neobancos con licencia bancaria y otros que no la tienen.

Los neobancos sin licencia usan la cooperación de un banco tradicional en donde realmente se maneja tu dinero. Este tipo de neobanco se enfoca más en el desarrollo de la app y en mejorar tu experiencia. Un ejemplo de estos bancos son Monese, Simple y Bnext.

Los neobancos con licencia son los llamados Challenger Bank y te los describimos a continuación.

Challenger Bank

Los llamados Challenger Bank o Bancos Tecnológicos son los neobancos con licencia bancaria y que tuvieron sus inicios como una Startup Fintech y como Neobanco sin licencia, y con el paso del tiempo han ido creciendo y ampliado su modelo de negocio hasta conseguir su licencia bancaria.

Se dice fácil, pero la obtención de la licencia no es sencilla. Además de los muchos trámites burocráticos se necesita mucho capital, por lo cual no todos los neobancos pueden obtenerla.

Una vez que un neobanco se convierte en Challenger Bank puede ofrecer productos de ahorro, financiación y tarjetas de la misma forma que te las ofrece cualquier otro banco tradicional, pero con una operación 100% digital.

Esto les permite tener costes menores, lo que finalmente se traduce en un menor coste en comisiones para sus clientes.

Además, continúan manejándose con la misma política de transparencia y fácil entendimiento en sus condiciones, lo cual constituye el factor clave que les esta llevando al camino del éxito.

Ejemplos de Challenger Bank son Atom, Monzo o N26, que ya le están causando dolores de cabeza a la banca tradicional en España.

Por quién te decides, por un neobanco con licencia o por uno sin licencia

La respuesta es muy sencilla. Por el que quieras. Realmente un neobanco sin licencia sí tiene licencia para el manejo de dinero electrónico y se apoya en un banco tradicional para custodiar tu dinero y un banco tradicional, sí tiene licencia bancaria.

Así que un Neobanco sin licencia o un Challenger Bank te ofrece la misma seguridad, por lo que esto no debe ser un factor de decisión al momento de elegir un proveedor de banca 100% digital.

La única diferencia está, en que un neobanco con licencia puede ofrecerte más productos y servicios bancarios.

Baas o Api Bank

BaaS es la abreviación de Bank as Service o Banco como Servicio y ofrece los servicios de una plataforma financiera modelo marca blanca. En otras palabras, ofrecen el servicio a las empresas de facilitar las gestiones financieras.

Esto no te afecta mucho como usuario, ya que operan para gestionar las transacciones y movimientos monetarios de las empresas Startup Fintech.

Una de las primeras empresas de este tipo en España y pionera en este campo es Unnax, surgida en el 2016.

Conclusión

Después de todo lo leído, no es de extrañar que el sector financiero sea de los que más ha evolucionado en los últimos años y esta evolución va ligada con las exigencias de los clientes, que cada vez son más digitales y buscan un servicio lo más rápido posible.

    Share post:

    You might also like

    Alguien acaba de solicitar un préstamo de € 300