• November 9 , 2020
  • 4 min read

Planificación financiera para las nuevas familias: los mejores 6 consejos

Para cualquier cosa que la vida te depare, como que pronto vayas a hacer padre por primera vez o que tu familia continúe creciendo, el dinero es algo importante a considerar. A continuación presentamos seis consejos que ayudarán a gestionar las finanzas de las familias en crecimiento.

1 Identifica, organiza y planifica

Si tuvieras en mente comprar una casa o hacer algunas reparaciones o embarcarte en una renovación, lo más probable es que antes de decidirte realices una investigación y recabes varios presupuestos. Esto mismo aplica cuando viene un bebé en camino y tu familia comienza a crecer.

Si ya tienes niños, ya tienes una idea aproximada de qué es lo que te espera para el nuevo bebé e incluso ya cuentas con algunas cosas para el nuevo integrante de la familia. Pero cuando todo esto es nuevo para ti, puedes acudir a tus familiares y amigos para que te den ideas y consejos de lo que viene y no has considerado.  También, no olvides hacer una búsqueda en internet, así podrás darte una idea de lo que cuestan las cosas para tu nuevo bebé y en dónde puedes encontrar las mejores ofertas.

Un método que puedes seguir es el de hacer una lista para las diferentes etapas, bebé de 0 a 1 año, bebé de 1 a 2 años, bebé de 3 a 4 años, etcétera. O quizás quieras ver de qué se trata la paternidad antes de decidirte qué quieres o debes comprar e ir apartando dinero para ir comprando las cosas esenciales para cuando las necesites. Así que agarra una hoja de papel y un lápiz y comienza a anotar. También, puedes hacer uso de alguna hoja de cálculo electrónica como Excel o Google Sheets para ir haciendo esta lista.

2 Comienza por planificar el primer año de vida de tu bebé

Con la llegada de un nuevo bebé, es muy fácil sentirse abrumado con el sólo pensar en los gastos a futuro de escuela o incluso comenzar a ahorrar para la universidad. Nuestro mejor consejo es que comiences con periodos de tiempo más manejables. Para comenzar, planifica el primer año de tu bebé.

Comienza por lo básico: portabebé , silla del coche, cochecito para el bebé, mini cuna, cambiador, bañera. Algunos de estos artículos pueden convertirse conforme tu bebé crezca, como el cochecito para el bebé o la mini cuna, por lo que pueden durarte más allá de un año. Ya que termines con los muebles y accesorios más grandes, continua con el detalle, como las mantitas, arrullos, capas de baño, la ropita y los pañales. También deberás considerar alguno de los gastos más fuertes, el coste de un canguro o bien la guardería, y cómo esto va a impactar tu presupuesto.

3 Evita las grandes marcas y ahorra

Es muy tentador vestir a tu bebé con marcas de diseñador pero en la práctica, un bebé cambia de talla rápidamente los primeros meses de vida y hasta los 2 años, por lo que la ropita si acaso la usan dos o tres veces y cuando te das cuenta, ya no les queda. Busca cosas que sean bonitas, de moda, e incluso hay paquetes de pijamas, peleles, camisitas que salen muy económicas y más si las compras online. También toma en cuenta los artículos de tocador para bebé, los hay de todo tipo, desde los costosísimos de marca y orgánicos de moda, hasta los más comerciales. En este mercado hay de todo y puedes encontrar artículos de buena calidad y a precio asequible. Para esto puedes guiarte por los consejos del pediatra y de tus amigos y familiares. Además, ya hay marcas propias de los supermercados que reciben buena crítica por parte de los padres. Te aconsejamos investigar precios y reseñas en internet.

4 Que alguien te organice un Baby Shower

De unos años para acá, se han popularizado en España las fiestas de Baby Shower para festejar a la futura mamá y al bebé por llegar con el objetivo de regalarles algo. Este evento lo organiza alguien cercano a la nueva mamá y le sugiere a las invitadas lo que pueden regalar. Pueden ser pañales, ropita, una cuota de cooperación para comprar el carrito, bañera, cuna, el asiento del coche, la canastilla, o finalmente lo que cada quien quiera o pueda regalar. Aunque en teoría debería ser una fiesta sorpresa para la nueva mamá, si sabes que está por organizarse uno pueden aprovechar la ocasión para sugerir a la organizadora de este evento, lo que les gustaría que les regalaran. Esta es una buena forma de recolectar cosas que necesitarás para el bebé.

5 Compra y vende ropita y artículos de bebé de segunda mano

Como finalmente te darás cuenta, en los primeros meses del bebé, la ropita queda prácticamente nueva, ya que el crío crece demasiado rápido y cuando menos te des cuenta, tendrás un armario lleno de ropita que apenas se usó. También hay muchos artículos que dejan de usarse rápidamente, como el portabebé Que no te de pena preguntarle a tus amigos y familiares si tienen ropita o artículos de sus hijos en buen estado, que puedes comprarla por casi nada y al mismo tiempo puedes vender lo que ya no utilices a tus conocidos o por los grupos de venta en Facebook e incluso en eBay.

6 Considera las necesidades de tu familia a futuro

Antes de que te pongas a vender lo que ya no necesites de tu bebé, considera si tu familia va a seguir creciendo. Si piensas tener más hijos, no vendas artículos que dejaste de usar, como el portabebé, o su mini cuna, ya que cuando tu familia crezca, seguramente los volverás a necesitar y no tiene caso volver a gastar, sobretodo cuando te das cuenta de que solo los utilizas unos cuantos meses. Todos esos artículos te servirán muy bien para tu segundo bebé y hasta el tercero.  En el caso de la ropita, véndela a menos que planees que tus futuros hijos nazcan en las mismas fechas, lo cual no es imposible pero poco probable.

Y al último pero no al final, podrías comenzar a pensar en una cuenta de ahorro para tu futuro bebé. Ahorrar una cantidad mensual, por pequeña que sea cuando son pequeños ¡puede reportarte una buena suma dentro de 18 años!

Y no te olvides de los grandes gastos relacionados con la familia. ¿Tu casa actual es lo suficientemente grande para tu creciente familia? ¿Tu auto es adecuado para el nuevo bebé?

    Share post:

    You might also like

    Alguien acaba de solicitar un préstamo de € 300