• November 9 , 2021
  • 6 min read

Sitios baratos para viajar

Hace tan solo un par de meses que terminaron las vacaciones de verano y ya se acercan las vacaciones de navidad y fin de año y para muchos es momento de comenzar a planear a dónde ir. Sin embargo, hay que tener en cuenta que viajar en época de vacaciones es costoso, simple y sencillamente porque muchas personas, al igual que tú, también están de vacaciones, y a mayor demanda, mayores los precios.

Diciembre es una época complicada si de dinero se trata. Si bien en esta época muchas personas reciben un ingreso extra como es el aguinaldo, entre el incremento de precios propio de la temporada, regalos navideños, cenas con los amigos y la familia y otros compromisos, uno tiende a gastar grandes cantidades de dinero y si entre tus planes está darte una escapadita en la próxima temporada vacacional, pues deberás hacer cuentas para ver a dónde te permite viajar tu presupuesto.

España misma tiene lugares de incomparable belleza, y no necesariamente tienen que ser costosos. A continuación te presentamos algunos destinos turísticos que pueden hacer de estas vacaciones decembrinas las mejores de tu vida sin necesidad de gastar una fortuna:

  • La provincia de Jaén, en Andalucía al sur de España, cuenta con el espacio natural protegido más grande de España y el segundo de Europa, Además es conocido como uno de los cuatro reinos de Andalucía.  En este lugar, de belleza singular, podrás disfrutar de la naturaleza y degustar los deliciosos platos típicos serranos. Además, es la tierra por excelencia del aceite de oliva y en ella, los olivares ocupan hasta dos tercios de los cultivos de la provincia. Las ciudades de Úbeda y Baeza, cuentan con un conjunto monumental renacentista que ha sido declarado por la UNESCO, Patrimonio de la Humanida. Si deseas conocer los castillos, puedes optar por recorrer la Ruta de los Castillos y las Batallas. En época de calor, puedes tomar un bañito en el Guadalquivir o en las piscinas naturales de las cercanías. Jaén es uno de los destinos económicos ideales para unas vacaciones con presupuesto limitado.
  • Asturias, al norte de España, cuenta con unos paisajes envidiables, playas vírgenes y montañas verdes que son la envidia de muchos. Es uno de los destinos turísticos poco visitados, en comparación a los del sur y la costa mediterránea, con una temperatura bastante agradable. Si bien, de Asturias se habla mucho de la belleza de la catedral de Oviedo, los Picos de Europa y las playas de Llanes, hay lugares muy poco conocidos que no te debes perder si decides vacacionar en este lugar, como la ermita de la Regalina, pequeña y humilde pero singular, cuenta con una de las mejores vistas de la costa asturiana y se encuentra en Cadavedo, una localidad bastante rural de Asturias, o bien, la Iglesia de los Dolores en Barros, la cual no es la más grande ni espectacular de Asturias, ni tampoco la más antigua, pero sí con la ubicación más hermosa, ya que se yergue sobre un otero que cuando la pleamar colmata la marisma, el agua llega hasta el muro que la rodea, creando una postal de singular belleza. Otro punto digno de destacar es el cementerio de Luarca, uno de los más bonitos de España, está ubicado sobre el promontorio de La Atalaya, lo que le otorga la mejor vista que uno quisiera tener para la eternidad, y la Senda del Oso, una de las mejores vías verdes españolas, en lo que antes ocupaba la antigua vía férrea del Teverga, un ferrocarril minero desmantelado en 1964. Esta vía cuenta con 36 kilómetros de recorrido que atraviesa 30 túneles.
  • Málaga, en Andalucía al sur de España, que por la belleza de sus playas es un destino turístico ideal para el verano, también tiene mucho qué ofrecer en cualquier época del año. Málaga es una ciudad que ha sido renovada. Tanto en el Soho o Barrio de las Artes, como en el centro histórico, encontrarás bares, restaurantes, galerías y un singular ambiente bohemio. Cuenta con decenas de museos que visitar como el Picasso, el Centre Pompidou, el Museo Casa Natal de Picasso, la Tienda Museo Thyssen y el Museo del Automovilismo y de la Moda, entre otros.

Ahora bien, si deseas ir más allá de tus fronteras, a continuación te presentamos algunos destinos que te encantarán:

  • ¿Por qué no visitar Tallin, la capital de Estonia en el mar Báltico? Esta ciudad histórica, que aún conserva su ciudad antigua y amurallada, es preciosa en cualquier época del año, pero sobretodo, es asequible y no necesitas más que un par de días para visitarla. Tallin es la ciudad medieval mejor conservada del norte de Europa. La plaza Raekoja en el casco histórico, es el punto de reunión de Tallin. Cuenta con una gran cantidad de bares y restaurantes con comida deliciosa y barata. No puedes dejar de subir al mirador Kohtuotsa desde donde podrás admirar todos los tejados rojizos y las torres de las iglesias. También, anota en tu itinerario la catedral ortodoxa de Alexander Nevski, que fue construida en 1900 como símbolo del dominio político y religioso ruso de esa época. Puedes pasear por el Kalamaja, una antigua zona de fábricas al norte de la ciudad que se ha convertido en uno de los barrios más chulos y trendy, repleto de cafeterías, museos y tiendas de artesanías. Y en tu lista de ‘musts’ en Tallin, no puede faltar que subas a la torre de la iglesia de San Olaf, la cual fue el edificio más alto del mundo de 1549 a 1625 gracias a los 159 metros de altura de su torre y aunque ahora su antena es más pequeña, aún sobresale sobre los edificios del casco histórico.
  • ¿Has pensado conocer Rusia? Viajar a Rusia no es tan caro como podrías pensar, de hecho, los gastos principales son el boleto de avión y el hospedaje. Si bien Rusia es enorme, puedes concentrarte en conocer únicamente San Petersburgo o Moscú o las dos. Entre ellas, la primera es un poco más barata. La recomendación principal para viajar a Rusia es contratar un tour. Además de la barrera del idioma, es muy difícil, por no decir imposible, tener acceso a internet, lo cual limitaría mucho tu movilidad. Hay tours muy asequibles que te llevarán a conocer los mejores sitios turísticos con la seguridad de que no te vas a extraviar y vas a llegar sano y salvo a tu hotel. La mejor época para viajar a Rusia es el verano, por aquello del clima, pero si no te espanta el frío, visitar este país en invierno, es un sueño. Si vas a Moscú, no puedes perderte la icónica Plaza Roja, el Kremlin, la Catedral de San Basilio, el Teatro Bolcioi, el Museo de la Cosmonáutica, entre otros, y si tu destino es San Petersburgo, el Museo del Hermitage es algo que no puedes dejar de visitar. Eso sí, deberás de comprar tus entradas con bastante antelación ya que es un sitio muy solicitado. También, no puede faltar la visita al Palacio de Catalina, el Jardín Peterhof y la Catedral Ruso-Ortodoxa de Peter y Paul. También, es posible que des un paseo por el río y tener una magnífica vista panorámica de la fachada del Museo del Hermitage.
  • Praga, en República Checa, es, sin lugar a dudas, una de las ciudades más románticas de Europa, repleta de castillos y palacios, además, también es una de las ciudades más baratas para viajar. En ella encontrarás muchos tours gratis que te llevarán a conocer los puntos más importantes y te deleitarás paseando por el Puente de Carlos una y otra vez. Algo importante de destacar, es que en Praga puedes encontrar cualquier cantidad de cervezas artesanales por un euro, lo cual la convierte en un paraíso para los amantes de esta bebida. En tu itinerario no debe faltar visitar el reloj astronómico del casco antiguo y el Castillo de Praga desde el cual se domina toda la ciudad. Si lo tuyo es el arte, no debes dejar de ver un ballet en el Teatro Nacional, o bien, visitar la Galería Nacional o la Galería DOX. Para los amantes de la naturaleza, el Zoo del Praga es algo que no puede faltar. Este zoológico es uno de los más apreciados en todo el mundo.
  • Varsovia, la capital de Polonia, es verdaderamente magistral. El ahora Palacio de la Cultura y la Ciencia, legado de la dominación soviética, es un edificio impresionante desde cuyo mirador puedes tener una panorámica de esta ciudad. En el casco antiguo puedes visitar el Castillo Real el cual está repleto de tesoros como las pinturas de Canalleto y de Rembrandt. Varsovia está lleno de jardines, y unos de los más hermosos son los de Wilanóv. Dentro de este complejo, encontrarás el Palacio, que fuera la residencia favorita de Jan III Sobieski, a las orillas de un lago. Varsovia es una ciudad llena de contrastes, moderna y a la vez antigua, en donde no faltará qué visitar. La comida local es deliciosa y todo en general, es barato. Varsovia es una gran sorpresa turística.
    Share post:

    You might also like

    Alguien acaba de solicitar un préstamo de € 300